Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Contenido[Mostrar]

Una de las claves más importantes para triunfar en el mercado está en saber de dónde van a venir los próximos grandes booms de consumo. La estrategia de las compañías se basa en una parte muy importante en adivinar no solo qué quieren ahora mismo los consumidores sino también qué querrán en el futuro inmediato. Necesitan adelantarse a sus necesidades para diseñar, comercializar y vender lo que los consumidores van a querer comprar.

ecommerce

El boom de internet y el peso creciente que la red tiene en los hábitos de consumo - y en los procesos de compra a todos los niveles - ha hecho que las empresas tengan que empezar a trabajar en otra cuestión determinante. Tienen que posicionarse de un modo destacado de cara al futuro. Tienen que adelantarse a lo que los consumidores querrán y tienen que hacerlo antes de que sean los nuevos players quienes se hagan con ese mercado, esa información y esa conexión con los consumidores.

Dado que en los últimos años han sido muchas empresas nacidas dentro ya de la red las que han encontrado los nuevos filones del mercado y las que se han adelantado a los cambios, resulta más crucial que nunca para las empresas 'de siempre' que sean capaces de posicionarse de un modo sólido en este emergente terreno.

¿Y cuáles van a ser esos escenarios de consumo futuros? ¿Qué dominará el mercado y qué será lo que consuman cada vez más de un modo distinto los potenciales clientes? El comercio electrónico llega cada vez a más áreas y consigue que los consumidores se hagan a través de la red con cada vez más y más cosas. En esa carrera por el consumo y por posicionarse de un modo destacado en los procesos de compra, las compañías tendrán ahora que asumir que el abanico de consumo online es cada vez más amplio y que la "próxima gran cosa" puede estar en uno de esos sectores que tradicionalmente se pensaban que no iban a entrar en la venta electrónica.

Así pues, los mercados con más potencial para el futuro del comercio electrónico son bastante llamativos. Como apuntan en un análisis de eMarketer, los productos de cuidado personal, los de automoción y la comida y bebida se han quedado un tanto desmarcados en el boom del comercio electrónico. Sin embargo, si se analiza con cuidado su presente y potencial futuro se puede ver un amplio margen de crecimiento potencial. Es donde puede estar el próximo bombazo del ecommerce.

Las claves del bombazo futuro

Al fin y al cabo, el 50.8% del mercado de las ventas de libros, música y vídeo (en EEUU) está ya en manos de la red y el 39,3% de la venta de electrónica. Frente a ello, los productos de automoción están en el 4,2%, los de cuidado personal en el 9,6 y la comida y bebida en el 2%. Son los datos que manejan en eMarketer y los que creen que cambiarán en el futuro próximo.

En el mercado del cuidado personal, por ejemplo, los cambios de tendencia en consumo están impactando en el modo de vender las cosas. Hasta ahora, dominaban los gigantes de los productos de consumo, que estaban siendo lentos a la hora de llevar el consumo a la red. Si las cosas se vendían en sus redes tradicionales, la industria simplemente las dejaba ahí. Sin embargo, el boom de las marcas directas al consumidor, que están pegando fuerte en este mercado, está cambiando las cosas.

Esas marcas se venden empleando internet como la vía para llegar a los consumidores y se están posicionando empleando esa herramienta. Esto es, la clave de su éxito ha estado en usar internet para posicionarse y para vender, lo que tiene un impacto directo en lo que ocurre en el mercado a nivel generalizado. A medida que se han ido convirtiendo en emergentes y luego en las marcas que estaban marcando la agenda, también han traído consigo el crecimiento del mercado en ecommerce.

El ejemplo de la alimentación

Pero sin duda el cambio más notable se puede ver en el mercado de la alimentación. El consumo de productos de este terreno estaba muy vinculado a las tiendas físicas. Hacer la compra implicaba ir al supermercado y ver qué se estaba comprando. ¿Podían los supermercados online cambiar las cosas?

Lo cierto es que los cambios generacionales han hecho que el supermercado online no sea una idea tan lejana y que su conexión con el público vaya creciendo.

El análisis de eMarketer no es el primero en apuntar en esta dirección. Un estudio de Kantar Worldpanel ya apuntaba hace unos meses que, aunque las ventas online de alimentación y bienes de consumo siguen siendo bajas, el crecimiento del ecommerce estaba por encima del crecimiento general del sector. Las ventas generales en el mercado de la alimentación y los bienes de consumo subían en un 1,6%. Las del ecommerce lo hacían, sin embargo, en un 13%. Algunos mercados concretos, como el chino o el estadounidense, estaban además creciendo de forma masiva y mucho más rápido.

Por qué están creciendo ahora

La clave de este crecimiento estaba, indicaban en el informe de Kantar, en la entrada de los gigantes del ecommerce tradicional en el nicho. Alibaba y Amazon estaban apostando por su supermercados online y eso se notaba.

Lo mismo señala el análisis de eMarketer. Los gigantes de los supermercados, señalan, están haciendo grandes inversiones en venta online. Walmart, el gigante estadounidense, está gastando mucho dinero en desarrollo ecommerce, pero ha visto como sus ventas en ecommerce subían en un 40% en un año. En el caso de los gigantes del ecommerce, también hay movimientos millonarios para lograr crear el músculo necesario para posicionarse en el mercado de la alimentación. Es lo que ocurrió con la compra de Whole Foods por parte de Amazon.

Para posicionarse en la industria, tienen que tener una gran infraestructura online y comprender cómo funciona el ecommerce (lo que les falta a los gigantes de los súpers de siempre) y deben contar con la red necesaria para hacer entregas rápidas en un territorio amplio (lo que le falla a los gigantes del ecommerce, que no tienen una cadena de supermercados físicos que apoye su trabajo).

Los consumidores son mucho más receptivos a comprar alimentación online, en parte porque el ecommerce está más presente que antes en sus vidas y en parte porque ya lo están haciendo a otros niveles. El boom de la comida online, los pedidos a restaurantes, podría haber roto esa primera barrera de entrada.