Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Contenido[Mostrar]

El marketing es una pieza clave en la estrategia de las empresas. Es la vía que las compañías tienen disponible para llegar a los consumidores y para convertirlos en compradores de sus productos y de sus servicios.

 Diseño web

Tienen que conectar con ellos, convencerlos y hacer que prefieran lo que la marca les está ofreciendo a lo que les vende la competencia. El marketing es la llave para todo ello y por eso las compañías destinan una parte crucial de sus presupuestos a su estrategia y a sus acciones marketeras.

Además, los responsables de marketing y sus equipos se están convirtiendo también en una parte fundamental en muchos más puntos dentro del organigrama, ya que en los últimos tiempos han ido asumiendo también capacidades en atención al cliente, precios o crecimiento, por poner solo unos cuantos ejemplos.

Por tanto, no se puede dudar que el marketing es importante y que su peso dentro de la compañía y dentro de su estrategia crucial. Lo que quizás sí invita ya mucho más a la duda es otra cuestión. ¿Están yendo todos esos esfuerzos en la buena dirección? Esto es, ¿está el gasto en marketing y la estrategia bien alineados o por el contrario están las empresas haciendo las cosas no de la mejor manera?

El marketing y la publicidad que no llegan

Algunos estudios así lo indican. De entrada, habría que recordar los análisis que ya se han hecho sobre publicidad y sobre cómo los consumidores están muy cansados de los anuncios. Aunque aquí se habla de un elemento diferenciado, las razones por las que los consumidores empiezan a mostrar síntomas de hartazgo pueden ayudar a comprender mucho mejor también qué es lo que puede ocurrir con el marketing. Los consumidores están cansados porque los mensajes publicitarios de las marcas están por todas partes. Las marcas están intentando ocupar todas las ventanas de conversación y todos los momentos posibles en los que se puede crear un vínculo con el consumidor. Y eso acaba saturando.

Un estudio más reciente se ha centrado en la estrategia de marketing en general y ha llegado a conclusiones similares. A los consumidores los mensajes de las marcas los dejan bastante fríos. Eso es lo que demuestra el último estudio de Acquia. Según sus cifras, el 56% de los consumidores cree que las marcas y sus mensajes no tienen ningún efecto en ellos.

"Los consumidores en general están de acuerdo con que no están viendo lo que quieren de las marcas", explica la CMO de Acquia, Lynne Capozzi, a BizReport sobre los datos del estudio. Si se pregunta directamente a marcas y empresas, ellas tampoco ven las cosas de un modo mucho más sencillo. El 69% considera que la tecnología más que hacer las cosas más fáciles se las ha hecho mucho más complicadas.

Qué es lo que hace que las empresas fallen

Si los mensajes no llegan y los consumidores no responden a lo que las marcas y las empresas están lanzando, no es porque estas últimas no estén hablando sino más bien por cómo lo están haciendo. Los responsables del estudio apuntan que el problema no está en cadencia de mensajes e interacciones, sino en la calidad de las mismas.

La frecuencia puede estar bien, pero las campañas no lo están. Como apunta Capozzi, los mensajes no destacan frente a los demás y no sobresalen frente a sus competidores. En definitiva, todo se acaba fundiendo en una especie de ruido de fondo.

Y no solo eso: las empresas también tienen problemas a la hora de posicionarse a la altura de las expectativas de los consumidores. Un 59% de los consumidores no es capaz de recordar la última campaña que superó sus expectativas. Ya que, al fin y al cabo, no se trata solo de posicionarse por delante de la competencia y llamar la atención, sino también de el mensaje sea relevante y que lo que se ofrece esté a la altura de lo que la campaña promete.