Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

Publicidad

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Contenido[Mostrar]

Cuando Facebook compró Whatsapp, hace ya unos años en uno de esos movimientos millonarios que sacuden el mercado, los analistas predijeron la inminente llegada de la publicidad a la plataforma.

Whatsapp

Hasta entonces, Whatsapp funcionaba como una aplicación sin anuncios. Los usuarios pagaban una cuota anual (muy baja, eso sí) por el servicio, tras el año gratis que servía para captar clientes. El modelo de negocio de Facebook no funcionaba así y parecía bastante claro que el gigante de las redes sociales iba a querer hacer caja más a lo grande con la muy popular app de mensajería.

Y, por supuesto, eso es lo que acabó pasando. Whatsapp anunció hace un año que vendería publicidad y que esta se posicionaría en los estados. Entonces la empresa hablaba de 2019 como fecha para vender publicidad y señalaba que los anuncios serían similares a los que Instagram servía en sus Stories. Se estimaba que los precios no iban a ser muy elevados y que Whatsapp sumaría formatos que permitiesen hablar directamente con los consumidores. A finales del año pasado, aunque no estaba nada claro todavía qué iba a hacer Whatsapp exactamente la industria ya se estaba preparando para el salto publicitario de la app.

Ahora, meses después, ya se tienen muchos más datos y mucho más específicos sobre cómo serán esos anuncios y cuándo aparecerán. La publicidad llegará en 2020 y estará limitada a los estados. Esto supone que no habrá anuncios en las conversaciones (al menos, la compañía no ha anunciado eso por el momento).

Los datos son además más o menos oficiales. Facebook - Whatsapp no ha lanzado una comunicación sobre el tema, pero uno de los empleados de la compañía participó en el Facebook Marketing Summit de Rotterdam y habló sobre el tema. Su ponencia ha sido compartida por los asistentes en fotos y tuits en Twitter y, de ahí, ha llegado a los medios especializados en tecnología.

Como se esperaba, las empresas también podrán establecer conversaciones con los consumidores. Tendrán dos formatos de conversación. Estará aquellas que inician los propios consumidores, y por las que las empresas no tendrán que pagar, y las que ellas mismas iniciarán, mandando un mensaje al consumidor y que serán de pago (aunque todavía no queda claro cuánto cobrará Facebook por cada uno de esos mensajes). Whatsapp Business se volverá más sofisticado, como explica en uno de sus tuits uno de los asistentes a esta conferencia, y los mensajes se volverán más complejos.

Integrado con Facebook

Además de dónde se verán los anuncios, la conferencia también permitió desvelar cómo se podrán comprar esos anuncios. La publicidad de Whatsapp se integrará en el catálogo publicitario de Facebook. Es decir, las marcas y las empresas no tendrán que salir de un entorno que ya conocen. Podrán comprar los anuncios para Whatsapp desde el administrador de publicidad de Facebook.

Esto también tiene otro punto a tener en cuenta para las empresas: los anuncios estarán mucho más integrados entre los diferentes canales publicitarios que Facebook ofrece. La publicidad en Whatsapp conectará con lo que ocurre en Facebook.

Los efectos del cambio

¿Qué efectos tendrá esto en lo que las empresas hacen y en lo que los consumidores reciben? Por un lado, será el punto final al Whatsapp libre de anuncios que hasta ahora se conocía, aunque esto es algo que se lleva esperando ya bastante tiempo. Queda esperar, eso sí, cómo reaccionarán los consumidores ante este cambio y cómo afectará a la experiencia de usuario. Los cambios, especialmente cuando suponen el aumento de la publicidad o la entrada de anuncios, no suelen ser vistos con muy buenos ojos.

Para las marcas, por otro lado, este movimiento les permitirá acceder a un nuevo escaparate y, sobre todo, a uno con muchos millones de usuarios y que no está todavía explotado (y en el que por tanto no se ha saturado todavía a ningún consumidor). Si juegan bien sus cartas (de pago siempre, eso sí), podrán sacar beneficios de esa situación.

comments