Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

Publicidad

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Contenido[Mostrar]

La aparición de los altavoces inteligentes han servido como acelerante para el posicionamiento de los servicios de voz. Cada vez empleamos más este tipo de herramientas y cada vez las incorporamos de forma más clara a nuestra vida diaria.

Diseño web

La popularización de estos dispositivos y de su uso en nuestro día a día simplemente ha hecho que ese cambio se vaya acelerando. Eso sí, la voz ya era una herramienta con cierta presencia y cierto uso en el día a día de los consumidores gracias al tirón que ya tenían herramientas como Siri, incorporadas de serie en los smartphones de última generación.

Los consumidores se han acostumbrado, por tanto, a tener un acceso cada vez más habitual y recurrente a este tipo de servicios y a emplearlos de forma igualmente diaria. Les preguntamos qué tiempo va a hacer, les pedimos instrucciones para llegar a un sitio cuando no podemos operar las aplicaciones de mapas con las manos o les pedimos que resuelvan dudas rápidas.

Su peso y su impacto, sin embargo, no se van a quedar ahí. Los analistas hablan ya de cómo impactará en muchas otras áreas de nuestro día a día y cómo obligará a las empresas a tomar nuevas decisiones y a reorientar su negocio.

De hecho, durante los últimos años se ha estado hablando mucho del voice shopping y de su potencial crecimiento. Aunque por ahora las compras por voz no se han adueñado de una parte muy importante del comercio electrónico, no debería hacer que se diese por sentado que la relación entre la voz y los hábitos de consumo sea inexistente.

Nada más lejos de la realidad.

Al fin y al cabo, como recuerdan en un análisis sobre la cuestión que acaba de publicar Chief Marketer, las búsquedas de voz se están convirtiendo en un elemento cómodo, en algo en lo que algunos consumidores emplean de forma habitual simplemente porque les resulta más fácil y más sencillo de emplear. Esto implica, aunque no se cierren compras en el propio sistema de voz, ya directamente que se aplique un sesgo sobre las cosas. Porque, por mucho que se pueda pensar, los entornos de voz no son realmente 'asépticos'. Como recuerdan en el análisis, los resultados que arrojarán en términos de consumo los asistentes de voz, especialmente en el entorno de los altavoces, estarán sesgados porque ya de entrada cuentan con una especie de filtro, de realidad a la que son proclives. Si se busca en el altavoz inteligente Echo, Alexa acabará recomendando productos de Amazon.

Los consumidore aceptan este tipo de situaciones y el sesgo de origen que aplican los altavoces por una cuestión de comodidad. Que Alexa te lleve a tus resultados de Amazon hace las cosas más sencillas para ti (y así con los de la competencia).

Además, y otro punto muy interesante que recuerdan en el análisis, dado que las búsquedas de voz se suelen realizar mientras se hacen otras muchas cosas, el margen de tiempo que dan los consumidores es menor. Esto es, no queremos perder el tiempo con nuestras búsquedas. Queremos que sea sencillo para poder seguir con lo que estamos, sin que nos importe si es o no perfecto.

La suma de factores que lo cambia todo

Y la suma de todos estos puntos tendrá consecuencias directas en cómo elegimos marcas y cómo nos quedamos con productos, si es que no la están teniendo ya. No es algo nuevo y no es algo que no haya pasado ya. Como explican en el análisis, los datos que recibimos en la navegación por escritorio están marcados por el tener muchas opciones y los que recibimos en el móvil por los datos de localización.

Quizás, el equivalente en la búsqueda de voz es que estarán marcados por nuestro deseo por una mayor rapidez y por el que no nos compliquen demasiado las cosas.

Este punto modificará sin duda cómo recibimos información y cómo la gestionamos, porque dará mucho más poder a nuestros interlocutores. Las marcas y las empresas tendrán mucho más poder a la hora de determinar qué nos muestran, porque hemos sacrificado la diversidad de la oferta a favor de la comodidad y de la rapidez.

Por supuesto, esto cambiará cómo compramos, ya que las decisiones que tomamos estarán basadas en, simplemente, menos datos.

 

comments