Diseño de páginas web

Tener un Sitio web bien estructurado y con cuidado diseño es fundamental para que los clientes aprecien la calidad e imagen de su empresa. Una web siempre aportará valor a su negocio. Diseñamos webs optimizadas para el posicionamiento Web .

Ver mas

SEO

El objetivo final de una web empresarial es vender. El SEO hace que Google vea a su empresa como una de las mejores de su sector. En Google solo venden los que aparecen en la primera página. El resto, no existe. Nuestro éxito, hacer rentable su negocio en Internet.

Ver mas
Diseño Web Chihuahua : Agencia SEO Chihuahua
Title Image

Blog

Cómo el aumento del fraude y las estafas están destruyendo el marketing telefónico

El incremento exponencial del fraude y las estafas telefónicas está dejando un marcado rastro de destrucción en el ámbito del marketing telefónico. Los consumidores, cada vez más precavidos ante las llamadas de números desconocidos, optan por colgar o bloquear aquellas que levantan sospechas de ser fraudulentas.

Este fenómeno se respalda con cifras reveladoras proporcionadas por la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos. En el año 2022, las estafas telefónicas representaron pérdidas para los consumidores por un total de 24.300 millones de dólares. Además, el 66% de los consumidores reportó al menos una llamada fraudulenta en el último año, indicando un aumento significativo del 50% en comparación con el año anterior.

Entre las estafas más recurrentes se incluyen aquellas vinculadas al soporte técnico, loterías ficticias y falsas identidades fiscales. Los estafadores se valen de la confianza de los usuarios, adoptando identidades falsas para persuadirlos de revelar información personal o realizar pagos por servicios inexistentes.

Varios factores han impulsado estas prácticas fraudulentas, entre ellos, el uso generalizado de la tecnología de voz sobre IP (VoIP). Esta tecnología permite a los estafadores realizar llamadas desde cualquier lugar del mundo, dificultando su rastreo y operando con mayor impunidad. Además, la sofisticación creciente de sus tácticas, utilizando estrategias de ingeniería social cada vez más elaboradas, ha contribuido al problema.

Los consumidores, más conscientes del peligro, muestran ahora mayor cautela frente a llamadas y mensajes de origen desconocido. Este cambio de actitud impacta no solo a los usuarios, sino directamente al marketing telefónico, ya que la reticencia a responder afecta la efectividad de las estrategias de mercadeo.

Para contrarrestar esta tendencia, es crucial que los consumidores adopten medidas preventivas. Evitar compartir información confidencial por teléfono, colgar ante solicitudes sospechosas y reportar estafas telefónicas son acciones clave para fortalecer la protección contra estos engaños.

Aunque el marketing telefónico no se considera obsoleto, su eficacia ha disminuido debido al aumento de fraudes y la creciente desconfianza de los consumidores hacia llamadas de desconocidos. No obstante, sigue siendo una estrategia viable para llegar a un público objetivo específico. Las empresas que lo emplean de manera efectiva pueden generar leads cualificados y aumentar sus ventas.

Por ejemplo, si bien no es del todo cierto afirmar que los bancos han abandonado por completo las llamadas telefónicas a sus clientes, sí es evidente que su uso ha disminuido en los últimos años. Este cambio se debe, en parte, al incremento de estafas telefónicas, generando mayor desconfianza entre los clientes. Además, la popularidad creciente de canales digitales, como la banca en línea y móvil, ofrece alternativas más flexibles y controladas para los usuarios. La intervención gubernamental también ha restringido en algunos casos el uso de llamadas telefónicas por parte de los bancos.

Las empresas juegan un papel fundamental en esta lucha contra el fraude telefónico. La elección de proveedores confiables de marketing telefónico, la implementación de sistemas antifraude y la educación a los consumidores sobre cómo identificar y prevenir estafas son acciones que pueden marcar la diferencia.

Si bien el fraude y las estafas telefónicas representan un problema en crecimiento, tanto empresas como consumidores pueden colaborar para mitigar su impacto. La conciencia, educación y prácticas seguras son elementos clave para contrarrestar esta amenaza en aumento y preservar la integridad del marketing telefónico.

Diseño Web